• +983 362 922
  • concyl@redfarma.org

 

 

Las farmacias de Castilla y León promueven una campaña informativa sobre la meningitis y la importancia de la vacunación

  • Las más de 1.600 farmacias de Castilla y León dispondrán a partir de ahora de material informativo sobre la enfermedad
  • Los ciudadanos conocerán aspectos tan importantes como las vías de transmisión de la meningitis, los posibles factores de riesgo, los síntomas más frecuentes, la evolución y sus consecuencias, así como la incidencia actual en nuestro país

23 de Abril de 2021.- Las más de 1.600 farmacias de Castilla y León  dispondrán a partir de ahora de material informativo relacionado con la meningitis, de manera que las familias puedan obtener información sanitaria de primera mano sobre esta enfermedad, conocer sus síntomas, su rápida evolución y la importancia de la vacunación para hacerle frente.

Esta campaña autonómica, impulsada en colaboración con laboratorios GSK, coincide en su puesta en marcha con la celebración mañana 24 de Abril del Día Mundial de la Meningitis, una cita imprescindible para dar a conocer la importancia de la atención precoz y de las cada vez mayores opciones de inmunización.

La información disponible en las boticas de Castilla y León permitirá a los ciudadanos conocer aspectos tan importantes como las vías de transmisión de la meningitis, los posibles factores de riesgo, los síntomas más frecuentes, la evolución y sus consecuencias, así como la incidencia actual en nuestro país.

Jornadas formativas de actualización para los farmacéuticos

Para disponer de una radiografía de situación con las últimas novedades en relación a esta enfermedad, los farmacéuticos de Castilla y León han participado en una sesión formativa de actualización en meningitis impulsada este mismo mes por el CONCYL – Consejo de Colegios Profesionales de Farmacéuticos de Castilla y León y el laboratorio GSK. Todo con la vista puesta en aprovechar la gran capilaridad de la red sanitaria de farmacias para poner el foco en una enfermedad que genera una alerta especial entre los ciudadanos.

Qué es la meningitis *       

*Fuente: Asociación Española Contra la Meningitis

La meningitis es la inflamación de las membranas que recubren el cerebro y la médula espinal. Puede ser de origen vírico, que suele ser benigna y de consecuencias leves, o de origen bacteriano, que es la más peligrosa.

Fundamentalmente hay 3 tipos de bacterias causantes de meningitis, la Haemophilus Influenzae B (HiB), el neumococo y el meningococo con todos sus serogrupos (A, B, C, W, X e Y).

La sepsis es la variedad de la enfermedad bacteriana cuando la infección se desplaza por el torrente sanguíneo a todo el cuerpo.

Por lo general, la meningitis y la sepsis bacterianas son peligrosas y pueden progresar muy rápidamente; mientras que la meningitis vírica es dolorosa, pero, usualmente, no suele ser peligrosa.

¿Quiénes la pueden padecer?

Cualquier persona puede contraer meningitis o sepsis, pero los grupos de mayor riesgo son los niños menores de 5 años y los jóvenes de entre 15 y 24 años. De hecho, es la primera causa de muerte por infección en niños y adolescentes.

La meningitis de origen bacteriano, la más peligrosa, puede resultar mortal; aunque el fallecimiento se produce únicamente en un reducido porcentaje de los afectados (aproximadamente el 10%). Sin embargo, algunas de las personas que sobreviven (hasta un 20%) quedan con minusvalías u otras secuelas tales como pérdidas sensoriales, daños cerebrales o amputación de miembros.

¿Cómo se contrae la enfermedad meningococica invasiva?

La EMI es causada por la bacteria Neisseria meningitidis o meningococo. Históricamente, los serogrupos B y C han sido responsables de la mayoría de los casos clínicos en España.

Se contrae cuando el meningococo vence las defensas del sistema inmunitario del cuerpo y pasa a la corriente sanguínea causando meningitis, sepsis o ambas enfermedades.

El meningococo es una bacteria muy común y para la mayoría de las personas resulta inocua. Entre un cinco y un veinte por ciento de la población la lleva en la nariz y en la garganta sin saberlo. Estas personas se llaman portadores asintomáticos, porque portan sin saberlo el microorganismo y lo expulsan al exterior en sus secreciones nasofaríngeas (al estornudar, toser, etc.).

El meningococo no puede vivir durante mucho tiempo en el aire. No se puede transmitir a través de los objetos de la vida cotidiana.

¿Pueden prevenirse la meningitis y la sepsis?

La vacunación es la mejor defensa, como en otras tantas enfermedades. Las vacunas existentes ofrecen una excelente protección, pero no pueden prevenir todas las formas de la enfermedad.

También es importante mantener unos hábitos de higiene y de vida saludables que ayuden a nuestro sistema inmunitario.

En 2020 se detectaron en España 283 casos de enfermedad meningocócica y los casos acumulados desde 1996 ascienden a 18.718. A nivel mundial se contabilizan 500.000 casos de meningitis bacteriana al año.

Síntomas de la enfermedad

El reconocimiento precoz de síntomas es fundamental para una curación total. Desgraciadamente, los primeros indicios generalmente se confunden con los síntomas que acompañan a otras enfermedades infecciosas banales, tales como fiebre, irritabilidad en los bebés, dolor de cabeza en los niños mayores, decaimiento, vómitos y rechazo de la alimentación.

Sin embargo, algunos síntomas pueden orientar hacia la enfermedad meningocócica antes de que aparezcan otras manifestaciones más específicas: dolor en las piernas (aparece hasta en un 35% de los niños capaces de expresar este síntoma), pies y manos fríos, o color pálido violáceo de la piel. Otros síntomas a tener en cuenta son disminución del nivel de conciencia y convulsiones. Cualquiera de estos signos en un niño, con fiebre de causa desconocida, es una llamada de atención sobre la posibilidad de que se esté iniciando una infección meningocócica.

Atención a la presencia de petequias: manchas en la piel

Es uno de los signos que pueden ser indicativos de la enfermedad meningocócica. Son pequeñas manchas de color rojo o morado que normalmente aparecen primero en el torso y, en poco tiempo, se extienden por el resto del cuerpo. Para reconocer las petequias y descartar otras manchas sin importancia (pecas, hematomas…), basta una sencilla prueba: si, al presionar las manchas con un vaso de cristal, éstas no desaparecen, puede tratarse de petequias peligrosas, y es imprescindible obtener ayuda médica urgente

Diego León

Deja un comentario